Mamá canguro, una técnica que salva a miles de neonatos

El contacto piel a piel entre madre e hijo, supera a la incubadora

El método Mamá canguro (MMC) es considerado como un proceso muy eficaz en la atención del neonato prematuro o de bajo peso, se basa en el tratamiento con el contacto piel a piel y los cuidados de alimentación, estimulación y calor que provee la madre, reemplazando así la separación de los menores y la colocación en incubadoras.

El Dr. Raúl Urquizo Aréstegui, Decano del Consejo Regional III Lima, fue quien promovió por primera vez el método en Perú en el año 1987 e indica que se desarrolló por primera vez en el Hospital San Bartolomé. “Gracias a esta técnica se comprobó que es la madre quien aporta mejor en la recuperación de su bebé, primero la leche materna desarrolla la mente y salud del neonato, el contacto corporal directo genera calor y las caricias logran la estimulación, con esos tres pilares no se necesita de la tecnología para desarrollar el tratamiento”, agregó.

El galeno explicó que durante varias horas al día la madre puede convivir, cargar, abrazar y dar de lactar al infante, lo cual promueve el incremento de peso y la recuperación del recién nacido.

“Los requisitos para la práctica de la técnica Mamá canguro, son que los bebés hayan nacido antes de las 37 semanas de gestación, con un peso menor a 1800 gramos, que tengan signos vitales estables, es decir aquellos que puedan respirar por sí mismos y cuenten con previa autorización médica”, indicó el galeno.

El Dr. Urquizo, también resaltó que esta técnica ha salvado la vida de miles de neonatos, ya que permite estar mucho más pendiente de sus signos vitales. “El método nació por la carencia de incubadoras y buscando una alternativa de emergencia, se llegó a obtener una brillante solución para mejorar el estado de salud de estos delicados infantes”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *