HEROÍNAS DE LA SALUD

En el Perú, 33,053 mujeres ejercen la práctica médica en primera línea

La pandemia por la COVID-19 ha visibilizado la fortaleza de 33,053 mujeres médicas a nivel nacional, a quienes les tocó estar en la primera línea de respuesta frente a esta enfermedad. Profesionales de la salud, que son madres, esposas o hijas, priorizan diariamente su sacrificio y vocación de servicio para el cuidado de la población.  

Cada 11 de febrero se conmemora el “Día Internacional de la Mujer Médica”, en honor a la doctora Elizabeth Blackwell, quien nació en Bristol, Inglaterra, en 1821. La referida profesional es un ejemplo de perseverancia, ya que diez universidades rechazaron su solicitud hasta que fue admitida en el Geneva Medical College en Nueva York. Fue así que pasó a la historia como la primera mujer en recibir un título de médica en Estados Unidos y a nivel mundial.  

Así como Elizabeth Blackwell, miles de mujeres médicas lograron ser reconocidas como profesionales de la salud. Las doctoras de la Junta Directiva del Consejo Regional III-Lima del Colegio Médico del Perú, cuentan cuáles fueron sus mayores inspiraciones que las llevaron a ejercer esta loable profesión.

La Dra. Raquel Durand Fernández, es vocal del Consejo Regional III-Lima y médico pediatra. Ella cuenta que su inspiración nació desde niña al conocer de cerca la labor de sus padres médicos. “Recuerdo verlos siempre leyendo y estudiando, lo que me hizo entender que su labor acarreaba mucho esfuerzo y sacrificio. Muchas vidas dependen de nuestro conocimiento y preparación profesional”, agregó.

De otro lado, la Dr. Dany Huanca Arroyo, quien es accesitaria del Consejo Regional III-Lima y médico cirujano, manifestó que desde niña tuvo la inclinación de ser médica. “A medida que fui estudiando en el colegio, me sentí más apegada a los cursos relacionados con la salud. Siempre participando de los voluntariados, en actividades de servicio, en la iglesia y en clubes de primeros auxilios”, acotó.

Para Huanca, es importante el compromiso que se tiene para con la carrera. “El amor a nuestra profesión hace que podamos trabajar, salir de guardia, entrar a un turno, estar activos y, sobre todo, ayudar a las personas, que es lo más enriquecedor y maravilloso”, puntualizó.

Por su parte, la Dra. Delfina Cetraro Cardo, tesorera del Consejo Regional III-Lima y gastroenteróloga pediatra, contó que su principal motivación para escoger su carrera fue ver las deficiencias en las atenciones de salud en su ciudad natal de Iquitos. Pese a que la doctora no ejerce esta profesión en su localidad, contribuye impartiendo sus conocimientos a sus colegas. “Vengo de una familia en la que no hay médicos, siendo una motivación particular. Con la docencia, dicto conferencias de mi especialidad para compartir enseñanzas con los médicos que se desempeñan en esta área”, finalizó.

Desde el Consejo Regional III-Lima del Colegio Médico del Perú, extendemos un cordial saludo a todas las mujeres médicas del mundo y reconocemos el importante rol que desempeñan con sacrificio y vocación de servicio en nuestra sociedad, para el beneficio de los pacientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.