Gases emitidos en incendio afectan la salud de la población

El reciente incendio producido en el distrito de San Martín de Porres, originado por la explosión de tanques de combustible de una planta de conversión de autos, de gasolina a gas, generó la emisión de gases tóxicos, poniendo en riesgo la salud de la población cercana al lugar del siniestro, pudiendo provocar enfermedades como el asma, trombosis, entre otras; alertó el Consejo Regional III-Lima.

“En el siniestro se han quemado contenedores llenos de gasolina, petróleo y materiales que al ser expuestos emiten CO2. Dichos gases generan mareos y dolor de cabeza en la persona que los inhala, y si la cantidad es muy elevada, pueden provocar un estado de coma y la incapacidad de respirar, afectando seriamente las vías respiratorias (tráquea y pulmones). La quema de combustible también produce naftalina, y la exposición a una gran cantidad de este compuesto, puede producir náuseas, vómitos, diarrea, sangre en la orina y una coloración amarillenta de la piel”, manifestó el Dr. Raúl Urquizo Aréstegui, Decano del Consejo Regional III-Lima.

Asimismo, el galeno indicó que los niños son los más vulnerables en este tipo de situaciones de riesgo, debido a que sus pulmones no están desarrollados completamente y suelen estar más tiempo expuestos al aire libre, “Ante este tipo de situaciones, lo recomendable es estar lo más alejado posible de donde hubo una gran cantidad de humo, utilizar mascarillas y protección ocular. Si vivimos muy cerca de la zona afectada, se deben cubrir las rendijas de las puertas con toallas húmedas, y si presentamos alguno de los síntomas mencionados, acudir a un centro de salud”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *