Frustrante realidad de médicos Serumistas

Tras los compromisos del Estado por reformular el Serums, las condiciones laborales continúan siendo atroces

El Servicio Rural y Urbano Marginal de Salud (Serums 2018-I) comenzó hace más de 2 meses y pese a los compromisos del Estado por reformular las atroces condiciones laborales que llevaron a la muerte del médico joven de iniciales LFVL en abril de este año, no se ha hecho nada hasta el momento.

Cada año los egresados en Medicina están ansiosos por poner en práctica su vocación de servicio a través del Serums, pero al llegar a sus puestos de trabajo en los lugares más recónditos del país, se encuentran con la aterradora situación de estar a la deriva y no contar ni siquiera con las condiciones básicas de seguridad e implementos de trabajo necesarios para ejercer su profesión.

El Dr. César Jara, Delegado Nacional de Médicos Serumistas, relata que los puestos de salud  cuentan con infraestructura decadente, ausencia de ambulancias y falta de implementos de atención básica. “Hasta el momento no ha cambiado nada, existen lugares donde no está habilitado el sistema eléctrico o de agua y desagüe, se ha reportado también la presencia de materiales quirúrgicos que ya están en desuso o medicamentos vencidos y los médicos tenemos que hacer maniobras para atender a los pacientes”, acotó.

 “Es necesario recordarle a mis colegas que si realmente queremos cambiar esto y reformar las cosas, para que los que nos sigan puedan realmente exponerse a un Serums sin peligro de vida y sin riesgo de seguridad, tienen que denunciar y hablar. Si nosotros no tenemos las pruebas, las demandas o gritos de las quejas de los Serumistas, no podemos trabajar en su defensa”, recalcó el Delegado Serumista.

El Decano del Consejo Regional III-Lima, Dr. Raúl Urquizo Aréstegui, hizo un hincapié en recordar los compromisos del Minsa (Ministerio de Salud), y exhortar su más pronta realización.

  1. Supervisar el cumplimiento de las normas técnicas de referencias y la Ley de Serums, para así evitar abusos de autoridad que expongan la integridad del médico serumista.
  2. Un censo nacional sobre el estado de las ambulancias de los puestos de salud del país, que permitan garantizar la seguridad de dichos transportes.
  3. Buscar la forma de subsanar la ausencia de sistemas eléctricos y de comunicaciones en los puestos de salud que carecen de estos servicios.

Brindar las condiciones básicas de seguridad para el correcto ejercicio de la profesión médica en todos los establecimientos de salud del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *