La medicina, una carrera de héroes anónimos

El compromiso de los médicos mucho más allá de los consultorios y quirófanos

La profesión médica nace del interés vocacional por ayudar a la sociedad a comprender sus dolencias y colocarse en lugar del prójimo. La labor de los galenos deja de lado los intereses propios, para priorizar el bienestar de cada uno de sus pacientes,pues, posee valores humanísticos de comprensión y empatía.

Tal es el caso de los médicos intensivistas, que se preparan alrededor de 10 años para el tratamiento y cuidado de los pacientes con trastornos críticos. El Dr. Jesús Huamán Valverde, Presidente de la Sociedad Peruana de Medicina Intensiva, relata que su labor inicia en el momento que el paciente llega a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). “Desde el primer día que recibimos a un paciente en situación crítica, asumimos que tenemos a lado un familiar, adquirimos un alto grado de involucramiento y tratamos de brindarle la mejor atención posible”, expresó.

A pesar de que la Medicina en el Perú es una de las menos remuneradas en todo Latinoamérica, los médicos peruanos sienten un inmenso compromiso por la responsabilidad de vida que tienen en sus manos. “Es satisfactorio ver a un paciente salir de alta y que la familia reconozca el sacrificio del médico, los casos de supervivencia terminan siendo un símbolo de gratificación para nosotros”, agregó el Dr.Huamán.

Cabe resaltar también, que el sacrificio del médico no culmina en los consultorios o salas de operaciones, estos profesionales tienen que privarse de parte importante de su vida por continuar su preparación para ejercer una labor que beneficia enormemente a la sociedad. “Tenemos que restar tiempo con nuestras familias, nuestros hijos, pocas horas de sueño, cumpleaños y otras actividades que dejamos de lado por cumplir con la carrera que elegimos por vocación, es decir somos héroes anónimos y nuestra misión es luchar por la vida de cada persona que está bajo nuestro cuidado”, concretó finalmente.

Foto: Essalud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *